Páginas vistas en total

RELATOS CORTOS



RELATOS CORTOS
 


                       JAZZTELODIJE
La maldita permanencia está a punto de expirar y el depredador regresa sobre sus pasos para capturar de nuevo la presa, como siempre a través del teléfono, para no dejar rastro desde el anonimato lanza el cebo. Esta vez en vano, no me interesa que me calienten la oreja, está muy cerca del cerebro, solicito toda la información por escrito mediante correo electrónico y el extraño que opera al otro lado del auricular, responde con un ¡Adiós, buenos días!
24-03-2014

TIENE GUASA

Había realizado las compras en el centro comercial y me coloco en la extensa cola para pagar. Inmediatamente antes de mí había una chica y ha ésta le precedía un hombre. Mientras los clientes avanzaban, el señor embebido con su wassap permanecía quieto, generando un enorme hueco en la fila. La muchacha que estaba justo detrás de él, llama su atención para que se mueva y éste con un gesto estúpido de sorpresa avanza metros hasta llegar a unir la cola de nuevo. Tras la espera el hueco se vuelve a abrir, producto del enfrascamiento del individuo con el celular, el problema es que algún avispado se ha metió en el espacio generado y claro cuando le de por despertar del letargo se quejará de que la cola no avanza. Por fin se acerca nuestro turno en espera de que la voz de la megafonía cante el siguiente número correspondiente a una de las cajas. le toca al elemento en sí y nombran  el 2, de nuevo exhibe su memez sin saber que hacer y eso que la caja que le había correspondido estaba justo  en frente, mientras la megafonía sigue cantando números , pasa la chica y a continuación mencionan la caja 13 al final del pasillo, cuando me dirijo al lugar indicado, el patán que deambulaba por la zona, por fin se coloca en la caja 13 continuando con el puto Wassap



SIN PALABRAS
Caminaba por la calle con la obligación de realizar un recado. El día había salido áspero, con lluvia intensa, fuerte viento y frío, al detenerme en un semáforo llamó mí atención un individuo, el cual bajo la lluvia protegido por un chubasquero colocaba panfletos sobre los parabrisas de los coches que extraía en una mochila que portaba al hombro. La curiosidad me llevó a interesarme por el contenido de aquellos folletos y me aproxime a uno de los vehículos cercanos, cual fue mí sorpresa al comprobar que se trataba de una interesante oferta de empleo, con un sueldo más que aceptable.

25/02/2015




¿SECUESTRAR EL FÚTBOL Y PEDIR RESCATE?
En este país hay demasiada gente que no puede pagar el fútbol. Que no tiene para sufragar los gastos de medios para piratear el fútbol.
En este país hay demasiada gente que no tiene para comer. ¡Pero ama el fútbol! Y siente los colores de su equipo ¡Es así!
Mientras muchos de sus ídolos cobran cantidades estratosfericas, presidentes, entrenadores y jugadores, viven muy bien gracias a este deporte. Para que esto suceda, muchos aficionados pagan su carnet de socio con mucho esfuerzo, pero si quieren ver más fútbol, deben de volver a pagar.No hay campo en el mundo profesional que acoja a todos sus aficionados ¡Falta aforo! Quieren que paguemos las retransmisiones por televisión cargadas de publicidad. ¿Cuantas veces nos quieren cobrar el fútbol? Me recuerda a los entidades financieras, esas que nos han empujado a esta miseria llamada crisis. Entidades a las que ha habido que rescatar con el dinero de todos.Los Club deben a la hacienda publica cantidades desmedidas las cuales antes o después acabaremos pagando entre todos.Tenemos que soportar, rescates, recortes, recesiones, reducciones de salarios, subida de impuestos y ahora el mundo del fútbol se pone a la altura de nuestros gobernantes nefastos, quienes las únicas soluciones que contemplan, es restringir y sancionar con una demagogia barata, pretender hacer que nos sintamos culpables, por ver fútbol en la red.
¡Con la deuda que tiene el mundo del fútbol en este país! ¿Como se atreven a tratar así al aficionado? A quien es imprescindible para que este circo se ponga en marcha. De que sirve que los medios de comunicación estén todos los día de forma gratuita vendiendo fútbol. ¡Si luego el aficionado no lo puede ver! ¿Cuanto bajarían las audiencias y por lo tanto la publicidad, si el fútbol solo lo viesen quien lo pueda pagar?
En un país donde hay tanta miseria y tanta necesidad, es vergonzante los presupuestos que se manejan y la deuda que se consiente.
Creo que están cometiendo un error tan grave, como injusto.
12-04-2014






AL CORRO LAS PATATAS
En un medio de comunicación entrevistaban a un personaje de los que atesoran su porción de poder, contaba con la capacidad, nada más y nada menos de conceder ayudas a personas desfavorecidas y en un tramo de la entrevista expresaba con orgullo, emoción y satisfacción como prestó ayuda a un inmigrante, gesto solidario que comparto como no podía ser de otra forma. El problema es que en este país hay mucha gente que necesita también de las ayudas sociales, personas nacidas aquí, que han trabajado y contribuido al crecimiento de esta ciudad, a las que la crisis ha arrastrado hasta la mas absoluta de las miserias, como en 1983 el agua devastó en Bilbao todo lo que cogió por delante. Lo deplorable del asunto es esa solidaridad selectiva que mientras se ayuda a un inmigrante, se ignora a ciudadanos que han rebasado el umbral de la pobreza o se le recorta la mísera limosna que perciben muchos minusvalorados. -¡No señores, no!- La solidaridad debe de ser global. No se puede tener la conciencia tranquila cuando se ayuda a uno y se ignora a cien. ¡Claro que para eso hay que tener ética! Y dudo mucho que quien forma parte de la pirámide del poder como a la vista está conozca el significado de esta palabra. Se va presumiendo de fraternidad desde una posición cómoda, ignorando la realidad de una población triste con un panorama gris donde día a día se palpa la pobreza por las calles de una ciudad que presume de modernidad mientras gran parte de sus ciudadanos regresan a las miserias de unos tiempos pasados muy repudiados, mientras que los dirigentes satisfacen su conciencia con una golosina.
04/08/2013

LOS EJECUTORES
Por si no fuera lo suficiente sangrante el caso de los desahucios en este país ahora llega una nueva modalidad para dejar en la calle como siempre a los más desprotegidos y no me refiero a ningún tipo de etnia o ciudadanos temporales. Ahora los que ostentan el gran poder modifican leyes de forma gratuita aludiendo que pretenden facilitar la eliminación de las barreras arquitectónicas y para esto adjudican ayudas económicas insustanciales que animan a determinadas comunidades de vecinos a atacar obras y reformas. En muchos edificios por su estructura se ejecutan obras que no solucionan el problema de las barreas ni al cincuenta por ciento y menos a quien más lo necesita, pero el grupito de vecinos selecto alivia el suyo. No dudan en manejar la Ley de la propiedad horizontal a su antojo amparándose en el poder de la mayoría sin ética o moral alguna para satisfacer sus deseos y con la inestimable colaboración del administrador@ quien cobra de todos y trabaja para unos pocos. De esta manera amenazan a los disidentes con acciones judiciales, que pueden deparar en desalojo, personas de avanzada edad y escaso poder adquisitivo, que bastante tienen con finalizar el mes a duras penas y quienes con mucho esfuerzo durante su vida pagaron una vivienda donde poder descansar y ahora ven intimidada su existencia por el poder institucional y vecinal quien les vuelve la espalda ante el ¡Ande yo caliente, ríase la gente!

18-04-2013

LOS ERUDITOS
Cuando uno habla de fútbol, en reuniones, tertulias, foros o cualquier otro lugar, ante la opinión, el comentario, la crítica, no falta quién para mostrar el desacuerdo sin argumento alguno, falta el respeto, amedrenta o descalifica, con el único razonamiento de que quién se expresa no es entrenador profesional o cuenta con la titulación acreditativa.
Estos individuos son los mismos que critican hasta la saciedad a los políticos y con mucha razón, como personajes públicos que son y responsables de la situación actual. Pero había que ver cuántos de estos son diplomados o licenciados en ciencias políticas y gestión pública. Otros censuran actores y actrices de cine, lógico ya que todos no tenemos los mismos gustos y en la diversidad esta la calidad. Pero ¿Quién ha cursado Artes Escénicas y Ciencias Cinematográficas? o más fácil. ¿Ha salido alguno aunque sea solo de figurante en alguna película o corto.
¡No, no tienen titulación alguna en aritmética! Pero suman, restan, multiplican y sobre todo dividen. ¿Cuántos son Doctorados en filología hispánica o vasca? Pero emiten sonidos para murmurar y juzgar a quien este ha mano.
Por todo esto ¿Qué se creen que son estos que jamás hicieron nada, excepto censurar en su propio beneficio, para cuestionar a quién ha estado más de media vida ligado a la competición?
Uno cuando se expresa sobre lo que le gusta y atesora conocimientos, trata de hacerlo con franqueza, pero quizás estos que reprochan sean más francos.
08-04-2013




 
CUESTIÓN DE PACIENCIA   

Si vas circulando con tú vehículo y justo delante llevas el típico coche con la pegatina de bebé a bordo, a un servidor lo primero que se le viene a la mente es ¡Horror! ¡Peligro! Circulan con velocidades a normalmente reducidas, cuando se aproximan a un semáforo suceden dos cosas, la primera que producto de la lentitud con la que circula un semáforo verde se convierte por obligación en ámbar para finalizar en rojo y es en ese mismo instante en el cual aceleran para saltárselo. En la segunda cuando se detienen da la sensación de que activan todos los medios de seguridad del vehículo, freno de servicio, candado de bloqueo de volante, desactivado de batería, alarma anti robo, a alguno solo le falta poner el toldo por si llueve, ya que cuando el semáforo vuelve a ponerse en verde la lentitud con la que ponen el vehículo en marcha es pasmosa, el semáforo, cambia al ámbar y ya una vez en rojo arrancan sin ningún pudor. Te quedas de nuevo en el semáforo de espera pero al menos te lo has quitado del medio o eso pensabas ya que pocos metros más adelante ahí lo tienes, vía de dos carriles y ¡Cómo no! Circulando por el medio de los dos, si no eres un conductor que le guste llamar la atención a nadie, intentas pasar por cualquiera de las manos donde exista un hueco y cuando parece que ya lo vas a conseguir, acelera conduciendo de forma temeraria y te cierra el camino, tras detener ambos los vehículos, el de la pegatina señala con gestos la silla haber si no has visto que lleva un bebe y haber si estas loco. Asentí con la cabeza en forma afirmativa y sin hacer caso omiso la conclusión que saque, es que en el vehículo había un bebé. ¡Pero al volante! 
23/01/2013 


SANTÍSIMA ESTUPIDEZ    

Me encontraba en el habitual paseo de compras esperando mí turno en un puesto de pescado dentro del mercado. Entre el mostrador del establecimiento y un ascensor ubicado en ese lugar es cierto que no hay gran espacio, siendo este el único acceso al mismo. De pronto aparece la clásica madre empujando el carricoche del niño tratando de pasar sin previo aviso entre los clientes allí sitos, con la lógica consecuencia de que el coche acabo entre las piernas de un cliente. ¡Lo siento es que no me he dado cuenta! Exclama en tono estúpido. Lo cierto es que estas señoras deben de pensar que llevan a Moisés en el carrito para que abra camino y esperan seguramente que quien ha sido arrollado todavía dedique a la criatura algún alago, cosa que incluso suele suceder. ¿Pero y si a la víctima no le gustan los niños y menos que le accidenten? ¡Pobres criaturas!
17-11-2012





¿TXOKO O TXOSNA?  

 
Una noche de sábado cuatro amigos fuimos de cena con el motivo de celebrar un cumpleaños en un restaurante cercano al centro. Cuando en torno a las diez y media nos personamos en el local que habíamos realizado previamente la reserva, nos indicaron la mesa asignada para el evento. luego de tomar asiento en unas sillas que parecían haberlas sacado de saldo en un parvulario, ojeamos el menú. tras la elección del mismo, uno económico pero arreglado, al menos sobre el papel, ya que las cosas no están para grandes alardes. El camarero procedió a ofrecer el vino, entre dos marcas, una mala y la otra peor, lastima que no hubieran tenido el de la casa, que en ocasiones es el más socorrido. Como se trataba de clarete, estuve a punto de valorar los vinagres, pero en fin con la ensalada no desentonó. El segundo de los entrantes estaba compuesto por ibéricos, cuatro piltrafas de alguna punta sobrante revenida y rancia. A continuación media docena de croquetas con sabor indefinido para los cuatro de las cuales aún sobro alguna, ya que aquel amasijo deshidratado acartonado, tampoco convenció a nadie. A todo esto el camarero orgulloso, con la mejor de sus sonrisas. ¡Que cara más dura! Por fin llegó el último entrante, un puñado de champiñones quemados tan negros que pensé que estaban hechos con salsa de chipirón, estrellados en un plato con el borde sucio, que tal vez fuese un amago de decoración y sin terminar de elaborar ya que estaban aceitosos con un excesivo sabor a vino blanco o lo que fuese. Por fin llegaron los platos fuertes, unos pimientos rellenos de la misma masa que las croquetas, compuestos por seis unidades para cuatro, con lo que me pregunto, ¿De haber ido solo una persona? ¿hubieran tenido la cara dura de servir pimiento y medio? Pues visto lo visto si. Ya para finalizar entrecot ¿Entre qué? ¡Ahí ya no pude más! Apartando los cubiertos sobre el plato, ya que estaba lleno...de indignación. A partir de ese instante ya renuncie a postre, café y copa. ¡Cualquiera se fía! De alguien que hace el sorbete de limón con chacolí. tras salir de aquellos pupitres de parvulario, el camarero esbozó una amplia sonrisa. ¡Vuelvan pronto! ¿Se estaría descojonando de nosotros?
21-10-2012


                                                                                  MERCADERES      

En los días de bonanza
presumía el sindicalista
se ha inclinado la balanza
entre obrero y capitalista
cuando la crisis llegó
de recortes bien cargada
el sindicalista negó
diciendo, no pasa nada
cuando el gobierno anunció
los recortes por despido
entonces éste pió
comenzando a hacer ruido.

Los que vendieron derechos
también acabaran maltrechos.
15-08-2012



NORMAS DE CONDUCTA   


Como cada sábado por la mañana fui al mercado en busca de productos frescos para la semana. Comencé el itinerario por los puestos donde compro habitualmente, primero por el pescado, bacalao en salazón, embutidos y llego a las aves, como hay clientes pido la vez, me la da un señor que en ese instante va a ser atendido y coloco las bolsas de las compras realizadas antes sobre una parrilla de acero inoxidable, en ese momento la mujer de la pareja que compra a mis espaldas, coge el carro con el bebe y se coloca cerca de mí, entre tanto el marido finaliza la compara, ya atendido solicita el precio y cogiendo la bolsa con el genero la coloca pegada a una de las mías, vuelve a pagar y cuando se marchan, la mujer coge la bolsa con su compra, acto seguido trata de apropiarse de una de las que yo había dejado, ante esto reacciono rápidamente retirando la bolsa y para sorpresa trata de echar mano a la segunda, con la misma respuesta por mi parte, la mujer suelta una sonrisa socarrona sin intención alguna por disculparse ante lo que pudiera ser algún mal entendido.
Si a determinados ciudadanos en lugar de informarles solo de los derechos también se les hubieran leído las obligaciones, quizás se pudieran evitar episodios como este. Uno no es racista y menos xenobobo.

09-06-2012





“LA APUESTA”     


Esta es la historia señores de un paisano de barrio, que se metió en singular apuesta y de ella salió trasquilado, la causa fue la siguiente: El perro de éste paisano, guardarlo en casa paciente hasta finar el verano y que si así no lo hiciese, ganarán otros villanos. Para legalizar la apuesta con testigos implicados, firmaron un documento que tenía el enunciado de las reglas de la apuesta entre paisano y villanos. Al poco tiempo el paisano al perro lo ha desterrado, metido en un garaje como si fuese un tirano. ¡Le quiero más que a mi vida! Exclamaba éste paisano, mientras el perro yacía en el garaje olvidado. La apuesta yo me la cobro porque la pienso ganar, presumía el muy ladino ante la gente en el bar. Contrató a un carpintero para hacerle una casa, mas cuando precio le dieron al canino puso tasa, le anunció en la tienda para vender al de raza, pero a primeros de abril como estaba anunciado al pueblo se lo ha llevado éste paisano tan vil. En oídos de villanos cayó la noticia tal, que encima se le han echado para la deuda saldar. En medio de tanto lío y de tanto desatino, medió otro de la apuesta que estas palabras les dijo:
Hay que hablar con consecuencia, con respeto as de actuar, si quieres que te respeten, debes de respetar


CUATRO COSAS                   
  
Había aprovechado la mañana para acercarme a uno de 
esos centros comerciales con nombre de Dios del amor en la mitología Griega y terminación de la antigua Rusia, con la intención de mirar algún artículo en el departamento de bricolaje, tras deambular cerca de una hora, al no encontrar nada interesante, me acerqué a la zona de alimentación para comprar cuatro cosas básicas. Cuando tres de ellas ya las tenía en mi cesta procedí a buscar el cuarto producto que necesitaba, ¡Los huevos! Luego de recorrer en numerosas ocasiones los lineales por aquellas avenidas, resultó que no encontré el artículo, ¡Tiene narices! Por no redundar. Miré a mí alrededor y pude comprobar que no era el único con problemas para dar con un producto, había gente que estaba más perdida que un paleto en el Madrid de los setenta. Entonces comencé una búsqueda minuciosa, recorriendo todos los pasillos ordenadamente, hasta que las pesquisas dieron resultado, tome el ansiado articulo y me dirigí a la caja, mientras esperaba que cobrasen al cliente anterior a mí, cogí una bolsa de precio medio que son más resistentes que las baratas, una vez la cajera de turno procedió a cobrar me dio el tique y el cambio, producto del billete que previamente había entregado para el pago, al comprobar el tique veo que en lugar de cuatro cosas, figuran seis por lo que procedo a reclamar a la empleada, ante las típicas excusas, le comente en tono jocoso que a lo mejor ha habido suplantación de precio, con el consiguiente enojo solicite a la cajera me devolviese el dinero y que se quedara con el genero. ¡Tiene huevos!