Páginas vistas en total

ANECDOTARIO DEL BAR -EL MUS- LOS SIETE PECADOS CAPITALES

        "ANECDOTARIO DEL BAR" 

 SICOLOGÍA APLICADA " 

      
  
"EL MUS" 


 "LOS SIETE PECADOS CAPITALES"

       
     
      
 

El mus”


PROLOGO:

Hacer pasar un buen rato
Con las historias de bar
Tratando el tema del juego
Y la forma de actuar
Es mí único cometido
Pero quiero presentar
La gente que he conocido
La que puedes encontrar.

De los listos y los tontos
No te vayas a fiar
Los extremos son malos
Estos la pueden liar

Si te encuentras un honrado
Te habré de felicitar
Como dice el relato
Es difícil de encontrar

De los recién iniciados
Los que acaban de empezar
Mucha paciencia con ellos
Pues no te pueden dañar

De los que son desprendidos
diciendo que van a dar
Les dejamos apartados
Ahora mejor no hablar

Hay algunos que dan clases
Pero nunca sin cobrar
Veremos por sus lecciones
El precio que hay que pagar

Jugar con egoísmo
Es algo muy popular
El ganado es variado
Se lo puedo asegurar

Con las cuadrillas de barrio
Con los reyes del lugar
De lejos y con cuidado
No tienden a razonar

Mas los que juegan dinero
Queriendo siempre ganar
Engañan sin darte tiempo
Tiempo para reaccionar

Los que el género humano
Poco lo suelen tratar
Y vienen de ciento en viento
Éstos no paran de hablar

Hay algún que otro elemento
Que no habré acertado a nombrar
Mas que comience el relato
Que del mus vamos a llamar.

Erase una vez que se era
Así voy a comenzar
Un hombrecillo sencillo
Que al mus gustaba jugar
Y un bar lleno de gentes
Toda muy particular
Con ficticios personajes
E imaginario lugar
Trataré de comentar
Aquel hombre entró al bar
Poco a poco y muy despacio
Y sin dejarse notar
Se metió en el circulito
Para empezar a estudiar
El fenómeno humano
De las gentes del lugar
Este es el resultado
Atentos y a disfrutar.

"El mus"

CAPITULO I
Débiles y aprovechado


No quiero enseñar el juego
Tampoco las reglas contar
Interesa más el trato
Y la forma de actuar

Habla de un colectivo
Que al mus gusta jugar
Dicen que es recreativo
Pero habrá que matizar

Es el comportamiento
Lo que vamos a estudiar
A través de este elemento
En ellos vamos a entrar

Es gente de taberna
No lo vamos a negar
Su grandeza se palpa
Nada más entrar al bar

Están allí pululando
Entre partida y partida
Cuando se juntas cuatro
Comienza la acometida

Hay que elegir compañero
Pues el juego así lo exige
Y en lugar de echar a reyes
Como la regla dice y rige

Algún que otro diestro
Al más erudito elige
Y a los otros dos nombro
Tocándoles la meninge

Llegando a la vanidad
De los pobres infelices
Y en la mesa con bondad
¿Qué unas copas? Les dicen

Los otros prestos llegan
Y su sitio han de ocupar
muy seguros de que ganan
La merienda van a apostar

Mas el caprichoso naipe
Con los débiles aliado
Ha hecho finar el envite
Con un desenlace malo

Los que infelices venían
Dichosos han terminado
A los diestros los vacilan
Mientras están abonando
No solo copa y merienda
Creo que hasta el tabaco

En las plazas peligrosas
Donde sí hay que torear
Mejor a un toro de lidia
Que es mucho más formal

A los pardillos y tontos
Sí los entiendes mal
Te meten una cornada
Una cornada mortal

Ya lo dice el refrán
Las cartas y las mujeres
Con cualquiera se van

Ahora disfrutan los débiles
De su victoria afortunada
Al retirarse los innobles
Con la cabeza agachada

Que a los pobres diablos retan
¡A la misma hora mañana!
Los perdedores exclaman
Durante la banal retirada

¡Esos dos ya no nos ganan!
¡Ni cogiendo mucha carta!

¡Esta noche yo no duermo!
¡Lamenta el más jugador!
¡Con una buena revancha!
¡Me quedo mucho mejor!

¡Pues no saben ni tenerlas!
¡Ese órdago a mayor!
¡Con cuatro reyes fui a tirarlas!
¡Y por mano él fue vencedor!

¡Mas la jugada siguiente!
¡A la inversa se tornó!
¡Con jugada semejante!
¡El tan solo se pasó!

¡Pueda ser que los pardillos!
¡Seamos nosotros dos!
¡Perdiendo los bocadillos!
¡El tabaco y que se yo!

¡Culpando a la fortuna!
¡En vez del buen jugador!
¡Quién jugó con entereza!
¡Y se declaró ganador!
¡Mañana aquí nos vemos
¡A las cuatro vengo yo!

El mus”

CAPITULO II
Egoísmo popular

Hay que ir viendo las partidas
Para conocer a la gente
Y muy pronto descubrirás
Quien es más inteligente

Quien es zorro, al honrado
También nos encontramos
Con algún perro arrastrado

Entre cuatro de los fijos
Que juegan siempre mezclados
Los problemas son tensos
Ya que están todos picados

Cuando se han emparejado
Comienza el primer acto
De este singular teatro
Donde se engaña actuando
Y también se pasa el rato

Cuando media la partida
En este grade relato
Comenta el que va ganando
¡Colegas que nos jugamos!
Echando leña al fuego
Haber sí puede quemarlos

Y por orgullo los otros
¡Estas copas y otro trago!
Responden a los primeros
Que disfrutan del momento
En que el naipe va entrando

La partida es muy larga
Cuando se va igualando
Se pierden las apetencias
De tomar más de un trago

El que decía al principio
¡Colegas que nos tomamos!
Dice ahora con sacrificio
¡Sí queréis otra tomaros!
Si pierdo traigo dineros

El jugar con egoísmo
Es algo muy popular
En taberna de barrio
Como distinguido bar

Lo único que a los perros
Los cambiamos el collar
Y al acercarse a la barra
Para la deuda saldar
Abonan lo más barato
Y sin hacerse notar

Al contrario cuando ganan
Se les oye en todo el bar
Pagas todo lo que consuman
Si te dejas engatusar

Pues estas ratas de tienda
Ya saben cómo arañar
Te sacan toda la hacienda
Y dicen ¡No pagues más!

El mus”

CAPITULO III
El dinero y el tahúr

Hay jugadores de cartas
Que juegan el vil metal
A este juego tan moral
y los quiero mencionar

Juegan con mucha presión
Como si les fuese la vida
Y toman la consumición
Cuando acaban la partida

Sí estos ganan por su puesto
Cuando pierden ni una tila
Mientras esperan presto
Los primeros en la fila

Jugar el dinero al mus
Trae muchas complicaciones
Pues es motivo de riñas
Y de otras cosas peores

Usan muchas artimañas
Creyéndose los mejores
Sí les dejas se ensañan
Sin salirles los colores
Ya que acostumbran
A este tipo de labores

Yo creo que hacen trampa
No lo puedo asegurar
Mas la gente lo comenta
La buena gente del bar

A los datos me remito
De vivencias cotidianas
Como al final del reto
Sobran o faltan cartas

Que debajo del tapete
Ahí podemos encontrarlas
Si llegas a descuidarte
Prestos van a usarlas

Pero si no les da tiempo
De poder utilizarlas
Bajo el tapete con tiento
Tienden a conservarlas
Para servirse de ellas
Con el arte de la trampa

Al llamarles la atención
Te lo niegan y se enfadan
Les ofende la intención
Insultan y te amenazan

Es gente sin compasión
Que a servirse baja
De la buena intención
De jugadores de raza

Ya una vez alertados
Cambian sus artes bajas
Algunos interesados
Se pone a tus espaldas
Pasándolos las señas
A estas ratas de cloacas

Que por ganar dinero
Prestigio, copa y caña
Son capaces de engañarte
Si te dejas a la cara

Una vez e tiempo pasa
Van quedando apartados
La gente que hay es buena
Y están muy equivocados
En tratar como ingenuos
A los que son honrados

Se van quedando a un lado
Y cuando se dan cuenta
Que no hay tontos solo sanos
Vienen con cara de buenos
Y hasta te pasan las manos

¿Que, hacemos una partida?
¡Lo siento pues yo me marcho!
El que la hace la paga
Aun que se crea muy macho

El mus”

CAPITULO IV
Los noveles

A la inversa que se aluden
Antes en este ejemplar
Están los que apenas saben
Los que acaban de empezar
Que el motivo que tienen
Es aprender a jugar

Como niños disfrutando
Aún teniendo que abonar
Las copas de la partida
No les llega a importar

Juegan sin ambición
Sólo quieren practicar
Incluso cuando pierden
No digo nada al ganar

Que sumisos sonríen
Sin querer molestar
Gozando esos instantes
Ante la gente en el bar

Con ganas de otra partida
Se han debido quedar
Buscando otra envidada
Para su suerte tentar

Jugadores de segunda
Les han llamado en el bar
¡Es que estamos aprendiendo!
¡Sí nos queréis enseñar!
Nos jugamos la merienda
No nos importa pagar

Juegan con mucha tibieza
Y por eso se las dan
Mientras hablan de chica
Los otros en juego están

Y les comentan los diestros
¿No la habéis sacado ya?
Juego y pares son nuestros
Con esto te sacas más

Los noveles jugadores
Nota habrán de tomar
Sin perderse los detalles
Y la forma de actuar

Apostados en la mesa
Con los buenos del lugar
Escuchando sin excusa
Hasta la forma de hablar

Que también es importante
Para diestros terminar
Sí hay algo imprescindible
Es participar y estar

Así es como se aprende
Igual a perder que a ganar
El juego solo es juego
Y el azar es el azar.


El mus”

CAPITULO V
De las cuadrillas de barrio

Como en taberna de barrio
Como en distinguido bar
La procesión va por distrito
De esto vamos a hablar

De un pobre mediocre
Del alcalde del lugar
Pues en forma aparente
Así vamos a llamar

De las cuadrillas de pueblo
O de otro digno lugar
Que imaginándolo suyo
Entran con orgullo al bar

Con aires de superiores
Cuando todos juntos van
Como si fueran señores
Todos con el mismo afán

Son unos pobres diablos
Que no saben ni hablar
Carentes de vocablos
Se les oye comentar

Creyéndose con atribuciones
De a otra gente criticar
Más auténticos campeones
Han osado masacrar
Con mentiras, figuraciones
Y más que quieran contar

Haciéndose ganadores dignos
De triunfos de los demás
Gritando a los cuatro vientos
Así, así consiguen ganar

Pero estos pobres vulgares
Que apelan a la unidad
Y se creen importantes
Siempre con su vanidad
Pues al ir individuales
Se agachan con humildad

Voy a nombrar sus virtudes
Y señores valorad
Si con estas vicisitudes
Digo o no la verdad

Primero por el alcalde
Que es muy particular
Cuando juega el cobarde
Miedo tiene de hablar

Este tipo es tan infame
Que le gusta criticar
Cuando esta frente a frente
Se niega a saludar

Tienen un gudari fino
Al que gusta vociferar
¡Eso no se hace a un vecino!
¡Que sabrá él de lealtad!

Cuando la luna te pide
Y no se la puedes dar
Te difama el personaje
Sin dejarte explicar

Ese cabezón tan gordo
No le sirve para pensar
Pero es el más agudo
De la cuadrilla de bar

Hay uno sin cerebro
De éste mejor no hablar
Sin embargo de este otro
Al que tengo que nombrar

Tiene Aspectos muy curiosos
Los voy a enumerar
Se cree Dios en los juegos
Y te quiere aleccionar

Sin base sin fundamento
Pues no te deja ni hablar
Da razones de esperpento
Es para echarse a temblar

Y lo peor de este caso
Es que no se sabe expresar
A lo más que llega el soso
Es a balbucear

Pues el problema del juego
Solo se puede igualar
Al que bebe por antojo
Se lo puedo asegurar


El mus”

CAPITULO VI
Buenos y pesados

Poco a poco hemos entrado
En las gentes del lugar
Más quiero seguir relatando
Una historia singular

De ese hombrecillo orgulloso
hallado donde pueda jugar
llegando con traza de iluso
Dispuesto a un rato pasar

Con buena partida y trago
Que no para de hablar
explicando cada paso
Sin dejar de analizar
Sea postre o sea mano
Las jugadas sin callar

Es claro que el elemento
No debe mucho tratar
Con el género humano
Y se viene a desahogar

El hombre entre trago y trago
Comienza a desvariar
La partida es un castigo
Da igual perder o ganar
Lo importante en este caso
Cuanto antes terminar

Y llegado el momento
Antes de la deuda saldar

Se toman una aspirina
Para poder remediar
El dolor de La cabeza
casi a punto de estallar

Pero es buen elemento
Y le deben de apreciar
Si hay alguno perfecto
Que lo diga o a callar


El mus”

CAPITULO VII
De los que dan lecciones

De los grandes jugadores
Que en las tabernas están
Hay algunos que dan clases
Veremos cómo las dan

Te retan a jugar cenas
Queriendo intimidar
Aludiendo que sus clases
No se pueden regalar

Mas sí las copas son caras
Nos podemos arreglar
Ya que estos jugadores
Algo tienen que sacar

Luego cuentan sus historias
Antes del reto empezar
Se sienten muy optimistas
Se les nota al hablar

¿Recuerdas esa partida?
¡Que la supimos ganar!
Apenas sin coger carta
Solo con saber estar

¡Y en aquella otra cena!
Apunto de suspirar
Yo me quedé a pequeña
Para un órdago ganar

¿Comenzamos la partida?
¡Vamos a comenzar!
Mus corrido y sin seña
El que quita puede hablar

Los maestros confiados
Comienza a analizar
Como juegan los contrarios
Y lo que puede durar

Ya mediada la partida
Los buenos quieren parar
¿Queréis hacer una pausa?
¡Muy bien podemos pausar!

Y en el tiempo de descanso
Los duchos sin renunciar
Comentan el uno al otro
¡Los tenemos que forzar!

Y tomar un trago caro
Para hacer titubear
A los que traen descaro
Con intención de ganar

Una vez reanudado
El desafío en el bar

Comienzan con lo pactado
¿Otra copa queréis tomar?
¡Tomaremos un cortado!
Vosotros podéis tomar

El desenlace está presto
A punto de terminar
Los que enseñaban al resto
Queriendo aleccionar
La partida la han perdido
Esto podía pasar

Los que llegaron de noveles
Dicen ahora al marchar
Da gusto recibir clases
Sobre todo sin pagar
Y los que dan lecciones
De estas han de llevar.


El mus”

CAPITULO VIII
Desconocidos y desprendidos

Hay gente ligada al naipe
Que no suele siempre estar
Rara vez viene esta estirpe
Y de ellos vamos a hablar

Pues es difícil captar
La forma de actuar
Con atención escuchar
Para poder valorar

Si tratan de enredar
O solo de engañar

Cuando dicen yo regalo
A quién pueda interesar
Y a quién ha interesado
El tema quiere tratar
Hay pronto un acuerdo
Tal día en tal lugar

Mas llegado el momento
Del acuerdo solventar
El regalo es un cuento
Pues algo quieren sacar

Dicen; ¡Coño yo lo vendo!
¡Es que mira como está!
¡Entonces si no hay regalo!
¡A qué viene tanto piar!

¡Espera en otro momento!
Me lo tengo que pensar
Cuando tengas conocimiento
Me lo puedes comentar

Es que hay mucho desprendido
Pero solo al hablar
Y si no tienes cuidado
Te la pueden preparar

Cuando regalan un tanto
Es que algo van a sacar
Si no tarde más temprano
Se lo puedo asegurar

Pues suelen echar el cebo
Igual que para pescar
Dejando el hilo suelto
Para hacerte confiar

Prestos al menor descuido
Hacerte el anzuelo tragar
Clavando en lo más hondo
Para la presa cobrar

Los pescadores de río
Así vamos a llamar
Tienen mucho recato
De ir a pescar al mar

Eligen bien el pescado
Y donde hay que pescar.


El mus”

CAPITULO IX
Expresiones populares


Hay que ver las expresiones
Que se suelen emplear
En las partidas de naipes
O conversación de bar

Empecemos por el juego
Por algo hay que comenzar
Y para juntar cuatro
Se les oye comentar

¡Dos pardillos para un mus!
¡Y con ganas de pagar!
Mas los que son aludidos
No tardan en contestar

¡Vosotros sois los panchos!
¡Sois los que vais a pagar!
Copa tabaco y pinchos
Menos ladrar y a jugar

Eligen el instrumento
Y el sitio pasa saldar
El desafío o el reto
A los que osan provocar

Dos mesas han juntado
Para cátedra llamar
Es el lugar destinado
Para los diestros del bar

Curiosos se han juntado
Para la ofensa mirar
Entre ellos apostando
Por los que van a ganar

La partida mientras tanto
Se empieza a calentar
¡Quita tú si tienes algo!
¡Qué coño voy a quitar!
Yo soy mus y me descarto
Si me dejan descartar

Entonces que hable la mano
A las tres hay que envidar
Moviendo el bacalao
Ya que se puede pegar

Cuando se llega al juego
La mano hay que aprovechar
Pegando órdago en seco
A ver si quieren entrar

¡Yo creo que es un farol!
¡Seña no he visto pasar!
¡A mí me huele a mus negro!
¡Se la dejamos sacar!

Los que no miran la carta
Y sin ver dicen quitar
Mucho cuidado con ellos
Pues te la suelen jugar

Te dicen sin ver yo quito
Pasar, pasar y pasar
Y cuando pares o juego
Son los que hay que tratar

Si de estos han ligado
Mucho cuidado al echar
Pues vuelven con un órdago
Teniendo que recular

Desde fuera, comentario
Los de dentro ¡A callar!
Y ofrecer tabaco
Que es un dicho popular

Como finaliza el reto
No es lo que va a interesar
Es la expresión y trato
Lo que vamos a narrar

Tres reyes y un as llamamos
La bonita en cualquier bar
Y para dúplex gallegos
Reyes y ases hay que llevar

Jugada de pìjolete
Se oye comentar
Cuatro, cinco, seis y siete
Ya te puedes descartar

La ley del mus se ha llamado
O se ha debido llamar
Dos reyes, sota y caballo
Más no lo puedo explicar

También encopeta y perro
Lo he oído nombrar
Debe ser rey y caballo
Lo que tienes que llevar

Hay un dicho muy famoso
Que también quiero nombrar

La mano con un pimiento
Pasar, pasar y pasar
Que es una regla de oro
Para el que quiera ganar


El mus”

CAPITULO X
Tertulias y comentarios




De las tertulias de bares
Que se palpan al entrar
Son de lo más dispares
Lo intentare explicar

Pero de esta gente
Bien nos puede orientar
El que les atiende
Mas no le voy a implicar

No solo el mus se compone
De jugar, jugar y jugar
Ya finado el envite
Se les oye comentar…

Hoy menudo compañero
Que me ha venido a tocar
Pierde tanto tras tanto
Así como va a ganar

Tú eres un segurola
Uno a otro se oye hablar
Si la carta no acompaña
Nos tenemos que arriesgar

Los descartes de aquel otro
Qué forma de descartar
Tira el rey y el caballo
Y a chica se ha de quedar

Éste es muy cariñoso
Quiere a todo sin mirar
Sin base y sin sentido
Pluma habrás de dejar

Cuando el naipe no te avala
Dificulta el ganar
Hay una regla muy clara
Que tengo que comentar
Nadie pierde por que es malo
Y el que vence es un as

Hay muchos personajes
Sin ánimo de faltar
Este tipo de detalles
No se puede ignorar

Habrá al que no le guste
Y lo tendrá que soportar
Bien sea pequeño o grande
De estatura por citar

El que es serio, el que sonríe
Sobre todo al ganar
Pero en cambio cuando pierde
Puede llegar a enfermar

Al que tarde siempre viene
Se le suele comentar
¡Hoy has llegado prudente!
¡No lo voy a confirmar!
He quedado a la tarde
Y es hora de cenar

Del que poco pelo tiene
También se suelen mofar
Cuando viene de la calle
Prestos van a preguntar

¿Ahí fuera hace viento?
¡No me voy a despeinar!
Comenta quién es referido
Sin llegarle a importar

Al quién gusta el chascarrillo
Y los chismes en el bar
Siempre cerca de un corrillo
Lo podemos encontrar

Mas si no tienes aguante
Te puedes equivocar
Si no te gusta el vacile
Deja de vacilar.

El mus”

CAPITULO XI
Los campeonatos



Hasta ahora hemos hablado
De la gente del lugar
Sin nombrar campeonato
Pues lo vamos a nombrar

Ya que aquí difiere mucho
La forma de actuar…

Sí sedes se han designado
En ellas hay que jugar
Y puedes encontrar de todo
Trataré de argumentar

Debe ser acostumbrado
Que al local toca invitar
Mas la regla no ha calado
Pues se la suelen saltar

Sí la partida has ganado
Los puntos te habrás de llevar
Pero cuando te vas acercando
Para la consumición pagar
Abonas como está mandado
Perdiendo te puedes salvar

Te encuentras con adversarios
Que empiezan a relatar
Experiencias de otros años
No sé si por comentar
O bien por amedrentar

Cuando acabas la contienda
Sí estos consiguen ganar
Te dicen, ¡Ir aprendiendo!
Que otra ocasión habrá

Con resultado adverso
Se limitan a callar
Hacen mutis por el foro
Y guardan la ropa al nadar

El horario señalado
Nos puede interesar
Pues está estipulado
Y no se suele saltar

Quizás un desinformado
Así le voy a llamar
Se salta lo programada
Y no acepta a razonar

Creyéndose con derecho
De honrados criticar
Pero si les haces caso
Te pueden involucrar

Dicen que se han informado
¡Cómo se van a informar!
Estos indocumentados
Que no han sabido mirar
Ni el horario pactado
Y ahora se quieren excusar
Inventando un reglamento
¿A quién quieren engañar?

Gentes inteligentes
Crédito no van a dar
Unos pocos infelices
Se lo han podido tragar

Mas por mucho que difamen
Los que son siempre serán
Entre tanto los mediocres
Indolentes soñarán

Dicen que la vida es sueño
Mas no es tan bueno soñar
Y se van las ilusiones
Viendo la vida pasar.

El mus”

EPILOGO:




Ni que decir tiene
Que es difícil llegar
Y saber lo que sostiene
A gente tan particular

Hay que seguir relatando
Ya para terminar
Algún detalle preciado
En las partidas de bar


Sin ofender a nadie
Trataré de comentar
Una partida de naipe
Entre la gente del bar

Estudian bien el terreno
Como el ave rapaz
Estudia desde su nido
La presa a capturar

Eligen bien el contrario
Y se les ve maniobrar
Haciendo el comentario
Para poder evitar
Algún otro adversario
Que quiere participar

Sí apenas vuelves la espalda
Ya se puede escuchar
Mus corrido y sin seña
El que quita puede hablar

A las aves de rapiña
Se les oye comentar
¿Nos jugamos una caña?
¿O hay que puntualizar?

Tomemos lo que queramos
No nos vamos a privar
Del café, la copa y puro
Mas lo que pueda llegar

Ya el desafío finado
Tengo que comentar
Ocurre algo curioso
A la hora de pagar

El que toma lo más caro
Barato quiere abonar
Te encuentras con alguno
Al ir su deuda a saldar
Te mete consumiciones
Que ni ha llegado a tomar

Motivo de distensiones
Esta forma de actuar
Ha sido en ocasiones
A nadie puede extrañar

Pues todo en torno gira
En consumir y abonar
El orgullo también tira
No lo vamos a negar

Mientras la vida sigue
Igual en taberna que en bar
Llegando la buena gente
Día tras día al lugar

Donde juegan sus partidas
Donde suelen disfrutar
Viendo pasar sus vidas
Viendo sus vidas pasar.

       SICOLOGIA APLICADA DE BAR”       
Los siete pecados capitales”

PROPLOGO

Siete son los capitales
Los pecados nada más
Pero son fundamentales
Y hace falta alguno más

Para poder relatarles
Siete historias de alternar
Entre algunos mortales
Que frecuentamos el bar

Aquí hay hombres y mujeres
En la edad no voy a entrar
Pues desde estos lugares
Lo que vamos a tratar
Son las formas de las gentes
Que tienen de comportar

Y en aspectos puntuales
Nos intentaremos centrar
En vivencias y lugares
Que tendré que imaginar

Con ficticios personajes
Para a nadie molestar
Los defectos son grandes
Para poder conformar
A individuos reales
Sin poderles importar

Los pecados capitales
No se pueden ignorar
Comenzaré a nombrarles
El orden no va a importar

La AVARICIA es lo primero
En afán de atesorar
Posesiones y dinero
Sin medida hasta hartar

Pero ese mal verdadero
Solo se puede curar
Con GENEROSISDAD y sin deseo
Es la forma de sanar

La ENVIDIA mal consejero
Crea tristeza y pesar
Conociendo el bien ajeno
Puedes llegar a enfermar

Mas con caridad y socorro
Tal vez te puedas salvar

La IRA pasión, deseo
Mueve a irritar y vengar
Provoca, cólera enojo
No se puede remediar

La TEMPLANZA es el sino
Que te puede moderar

La GULA un gran apetito
De comer beber y atestar
Si no andas con cuidado
Puedes llegar a explotar

Cuando se es desordenado
Para esto poder remediar
La ABSTINENCIA es lo mandado
Se lo puedo asegurar


La LUJURIA que apetito
De la carne deleitar
Sin medida sin cuidado
Lo importante es gozar

El antídoto mandado
CASTIDAD le han de llamar

La PEREZA es un pecado
También de preocupar
Negligencia y sin cuidado
Es la forma de actuar
Tardanza, lentitud, descuido
No se deben olvidar

La DILIGENCIA y recelo
Es lo que hay que aplicar
O acabas echo un dejado
Sin quererte menear


SOBERBIA afán desmedido
De hacerte contemplar
Por lo demás en exceso
Llegando a despreciar
A otras gentes sin respeto
Para hacerte notar

HUMILDAD es el secreto
Para el pecado esquivar,
Y el propio conocimiento
De bajeza nos puede salvar

Una vez que se han descrito
Los defectos a tratar
Que comiencen las historias
Estas historias de bar
Que basadas en pecados
Las empiezo a relatar.


SICOLOGIA APLICADA DE BAR"
Los siete pecados capitales”

LA AVARICIA

Esa extraña sensación
Que no te deja gastar
Te lleva a la intención
De solo el lucro buscar

Sin medida sin razón
Que no se puede tocar
Pues carece de armazón
De forma molecular

Que té quita la intención
Y no te deja gastar
Es en alguna ocasión
A la hora de alternar
Motivo de conversación
Es en cafetería o bar


Pues no es buena la intención
Del avaro al alternar
Ya que de éste la afición
Es ni una ronda pagar

Mas con esta condición
Llega día tras día al lugar
El lugar de reunión
Donde tiene que actuar

Este pobre de intención
Ya que no quiere gastar
Haciéndose el remolón
Para no tener que pagar

A nadie consumición
Que no se suele acercar
A la barra el muy gorrón
Y que no para de hablar

Buscando la distracción
La forma de esquivar
Este fatal tropezón
Al que él llama pagar

Mas llegada la ocasión
En que decide invitar
Se hace notar el mamón
Y se enteran en el bar

Con dolor de su corazón
Se siente ahora al gastar
No es buena su intención
Pues se quiere desquitar
Porque esta invitación
Cara la vais a pagar

El avaro es un gorrón
Que se dedica a alternar
Él no tiene compasión
No importa a quién sangrar

La práctica es con tesón
Así consigue ahorrar
Pero es un pobretón
el que así tiene que andar

por no gastar ni un doblón
que le tengan que tildar
es lo triste y con razón
pues no consigue engañar
ni al más novato del bar.

SICOLOGIA APLICADA DE BAR”
Los siete pecados capitales”

LA ENVIDIA



La envidia mal verdadero
Que no te deja vivir
Envenena como un suero
Pero no deja dormir

Tristeza del bien ajeno
La envidia hace sentir
Mas te corroe  dentro
Llegándote hasta herir

Abrasándote en el centro
De tanto ir y venir
Pues este mal verdadero
No te deja elegir

Los por la envidia llamados
No son mucho de fiar
Suelen estar disfrazados
Y cuesta identificar

Hasta parecen sumisos
Pero de eso ni hablar
El sentir de éstos mansos
Es la tristeza y pesar

Con las miserias de otros
Ellos parecen gozar
No reparan en engaños
Sin parar a pensar
Que pueden causar daños
Difíciles de reparar

Mas en la sombra ocultos
Con sufrimiento y pesar
Esperan agazapados
El momento de vengar
Daños imaginarios
Que tuvieron que soportar

Son solo sus complejos
Y el afán de prosperar
Lo que les hace ser zafios
No la forma de actuar

De gentes en sus entornos
Que les pueden apreciar
Y muy bien intencionados
A éstos quieren ayudar

Se encuentran muy decaídos
Pues siempre quieren desear
De sus prójimos fracasos
Para el ego alimentar

Mas si estos consiguen éxitos
Sus caras suelen cambiar
La hipocresía de éstos
Es algo de preocupar

Hacen que están encantados
Si a alguien ven progresar
Se hacen los interesados
Sin dejar de preguntar

Pues se ven desprotegidos
Sin nadie en quién confiar
Ya que siempre recelosos
De ellos no suelen hablar

Sonriendo los muy malos
Para el disgusto ocultar
Y más tarde criticarlos
Queriendo su herida sanar

Alarde en su comentario
Sin parecerse alabar
Con sutileza y cuidado
Para por nobles pasar

Estos reptiles ofidios
Que se saben arrastrar
Esperan  enroscados
El momento de atacar

Inyectando sus venenos
Para su presa cobrar
Y con estos pareados
Ahora voy a terminar...

De las aguas mansas
Me libre Dios
Que de las turbias
Me cuido yo.


SICOLOGIA APLICADA DE BAR”
Los siete pecados capitales”

LA GULA



Con la gula hemos topado
Ese apetitoso placer
Que es de comer y beber
Y muy desproporcionado

Que tiene anonadado
Al que en el pueda caer
Mas el manjar es placer
Sobre todo incontrolado

El comer lo deseado
puede ser Buen proceder
sin abusar del beber
sin abusar no es pecado

pues es lo más practicado
lo de sentase a comer
complementado con beber
es lo más aconsejado

se contempla al del pecado
con su negro proceder
siempre buscando placer
donde hay algo cocinado

sí, no en el supermercado
dispuesto allí a proveer
su despensa para poder
darse el banquete ansiado

no tiene sexo el pecado
lo mismo hombre o mujer
son los que pueden caer
en placer desordenado

Cuando en la mesa sentado
A uno podemos tener
Y comienza a comer
Sabemos cuando ha empezado

Mas el tiempo de acabado
No se puede prever
Ya que el comer y beber
No ha de ser apresurado

Mientras el convidado
Disfruta sin fenecer
Hay una buena mujer
Que viandas sigue dando

El comensal esperando
Esperando sin beber
Como la buena mujer
Le sigue empapujando

A la hora de ir regando
Lo que engulle con placer
Pide vino, que ha de ser
De grado y así cocer
Todo lo que ha zampado

Mas entre trago y bocado
Entre comer y beber
Se convierte en un placer
Un placer descontrolado
Que da por finalizado
El comensal sin querer
Al no poderse tener
En pie el desafortunado


SICOLOGIA APLICADA DE BAR”
Los siete pecados capitales”

LA IRA



Pasión del alma querida
Mueve a la indignación
Que produce irritación
Pasión  que enreda la vida

Esa injusta alternativa
Que no tiene condición
Que se busca con pasión
Esa aptitud vengativa

Sin ajustarse a medida
Te anula la comprensión
Te quita la intención
Es la pasión que descuida

Una aptitud comedida
Con cierta moderación
Que suele dar la razón
Sin complicarse la vida

La ira es la preferida
Lo mismo en conversación
Que en alguna reunión
Esta es la elegida

No hay razón compartida
Es siempre contradicción
Pues el que tiene pasión
No comprende ni coordina

Mas una aptitud contrariada
Les lleva a la crispación
Si ha éstos no les das razón
Aunque no sirva para nada

Ya que la razón ganada
Sin facultad o convicción
Solo metiendo presión
Es lo que a éstos agrada

Cuando analizan la hombrada
Comienza la reflexión
Pues tontos ellos no son
Saben que no ganan nada

Solo una mala mirada
Y llevarse desazón
Cuando ejercen con pasión
Una aptitud desatada.


"SICOLOGIA APLICADA DE BAR”
Los siete pecados capitales”

LA LUJURIA




Es ese oculto placer
Que se produce al pensar
Que se ansia deleitar
Ese oscuro proceder

Lo mismo hombre o mujer
En cafetería o bar
Puede que en otro lugar
Presto esta a aparecer

¡El pecado que ha de ser!
Es el que hace soñar
Mas te deja imaginar
Lo que no puedes poseer

Un acuerdo hay que tener
Si quieres buen rato pasar
Has de parar a pensar
Dos o más tienen que ser

Que sea hombre o mujer
En eso no voy a entrar
El asunto es gozar
Del placer sin perecer

Pero antes de acordar
De llegarse a entender
De disfrutar del placer
Pero antes de juntar
De poderse estremecer
Y los cuerpos soldar
Queriendo los dos una ser
Un acuerdo hay que buscar

Mirada es insinuar
Llamada para conceder
Los favores sin querer
Que otros lo puedan notar

Pues hay quién ha de ocultar
Sus pasiones por temer
Todos sus logros perder
Teniéndose que recatar


En el modo de actuar
También se puede entender
Como y quien busca placer
Sin parecerle importar

Mas te puedes equivocar
Si no sabes entender
El juego sin comprender
Que el querer no es amar

Pues querer es desear
Adornado complacer
Lo que puede apetecer
Y que nos puede saciar.

SICOLOGIA APLICADA DE BAR”
Los siete pecados capitales”

LA PEREZA




No es tan solo descuidar
Las labores y el deber
Pues no atinar a entender
También nos puede ofuscar

Mas al dejarte atrapar
Notando la dejadez
Sintiendo la pesadez
Trae consecuencia y pesar

Que no te deja actuar
Que te agarra sin querer
Que te hace permanecer
Con flojedad y mal estar

Con negligencia al obrar
En mil ocasiones sin ver
El daño que puedes hacer
A ti y quién este a tu par

Estos que suelen negar
Que no te dejan acceder
Al oculto de su ser
Para no hacerse notar

Pues tratando de engañar
Puede alguno aparecer
Diciendo que va a hacer
Mas lo comenta en el bar

Buen sitio para negociar
La taberna debe ser
Ya que se habla sin saber
Pues es fácil de olvidar

La rutina te ha de atar
Acercándote al caer
Pudiendo así fenecer
Sin poderse rehabilitar

Esta no suele avisar
No se deja entre ver
Difícil de reconocer
Te adormece sin cesar

Meciéndote sin reaccionar
Poco a poco con placer
Dejando el cuerpo pacer
Sin poderlo remediar

Mas quién quiera aparentar
Se niega a reconocer
Que no es rutina es placer
Sin quererse preocupar

Pereza no es reposar
Es echar el cuerpo a perder
Dejándolo entumecer
Sin llegarlo a remediar.

SICOLOGIA APLICADA DE BAR”
Los siete pecados capitales”

LA SOBERBIA



Un gran afán desmedido
Es la primera condición
De quién soberbia y pasión
Son sus platos preferidos

Mas los aquí referidos
De su propia admiración
Deriva su frustración
Son unos incomprendidos

Unos tipos retorcidos
Que buscan la admiración
Mas quien no les da su ración
De sus iras son testigos

Los que son desmerecidos
Arremeten sin compasión
Con entrega, con tesón
Como leones heridos

Estos no admiten consejos
Ni una triste observación
Mas sin la mayor dilación
Eres presa de sus ecos

Para tenerles contentos
Y verles con satisfacción
No les quites la razón
Y así serán atentos

En reuniones, en actos
Son el centro de atención
Pero son unos incautos
Faltos de consideración

Incluso poco apreciados
Por las gentes éstos son
Y prefieren los sumisos
Que no dan complicación

Ignoran con menos precios
Buscando una solución
Porque siempre están abiertos
A dialogo y conversación

Con este tipo de actos
Quieren llamar la atención
Mas no son buenos los medios
Faltos de tacto y razón

Por no contener los nervios
Por no sujetar la pasión
Les van dejando de lado
Esa es la conclusión.

SICOLOGIA APLICADA DE BAR”
Los siete pecados capitales”

EPILOGO



Las historias ya finadas
Las que osé relatar
Están todas comparadas
Con los que vamos al bar

Pues están representadas
En uno u otro lugar
Y con estas conclusiones
El tema voy a finar

Mientras exista egoísmo
Será difícil cambiar
Los que actúan con cinismo
A la hora de alternar

A éstos les da lo mismo
El quién tenga que pagar
Y afrontan con pesimismo
El momento de gastar

Con los pesares de muchos
De tristeza y mal estar
Tampoco vamos muy lejos
Ya que no quieren hablar

Y en el reino de los ciegos
A estos les gusta triunfar
Apartando sin pretexto
A quién pueda estorbar

El sentir indignación
No suele siempre ser
Generado por pasión
También se ha de saber

La causa y la razón
Que te lleva sin querer
Y te arrastra sin perdón

Que feliz combinación
La de comer y beber
Mas no es buena la unión
Si te llegas a exceder

Con apetito y pasión
No es bueno proceder
La que trabaja es la mente
El cuerpo es para gozar

Gozar únicamente
La carne al deleitar
Sin complejo, plenamente
Hasta llegar a saciar

Negligencia y descuido
Vana forma de actuar
Cuando se esta deprimido
Sin quererse levantar

No causa a nadie agrado
Al amigo mal estar
Al que le traes sin cuidado
Puedes el día alegrar

No es del ánimo elación
Buscar cariño y querer
Y con esta confusión
Puedes llegar a perder
Quien abre su corazón
Por el puede perecer